Recomendaciones, Plantas Carnivoras

Sobre el cultivo de plantas carnívoras desde semillas

Las semillas de plantas carnívoras son moderadamente fáciles de germinar, requieren de algunas consideración a tener en cuenta antes de hacerlo, en este texto intento dar un panorama sobre todas esas “técnicas” que se utilizan, usted puede probar cualquiera de ellas.
Es hermoso ir haciendo pruebas!

Lo básico, en la mayoría de los casos, solo se trata de preparar una maceta con el mismo sustrato para una planta madura.
Esparcir las semillas sobre la superficie del sustrato, no las entierres. Mantenga la maceta húmeda en un lugar luminoso y cálido.
La germinación lleva más tiempo para las plantas carnívoras que para las hortalizas o flores de jardín: Si las semillas germinan en unas pocas semanas ponganse muy contento/a, es una excelente comienzo.

Algunas plantas carnívoras tardan meses en germinar. Cuando siembro semillas, no me rindo, pueden pasar hasta dos años. La paciencia es la palabra clave. Plante las semillas, luego trate de olvidarse de la maceta, una maceta vigilada nunca germina. Las semillas producidas por especies tropicales suelen ser las más rápidas y fáciles de germinar. Pueden germinar dentro de unas pocas semanas después de ser sembradas.

Muy diferente son las plantas carnívoras que viven en lugares que tienen inviernos reales, son más difíciles de convencer para que germinen. Estas semillas no quieren germinar tarde, por ejemplo en el otoño, solo para ser destruidas por el invierno, por lo que están buscando una señal que les diga que acaba de pasar el invierno y que ha llegado la primavera. (vuelva a releer eso, es importante, lo explico mejor mas adelante)

Por ejemplo, las semillas de Sarracenia (o aquellas Drosera y Pinguicula de zonas donde cae nieve cada invierno) deben experimentar un período de frío antes de que germinen bien. A este proceso lo podemos hacer “artificialmente” y se llama “estratificación fría.”

Durante la estratificación, las semillas deben mantenerse frías y húmedas. (Las semillas necesitan absorber agua para comenzar el proceso de germinación).

2 métodos para “estratificar frío”

A- Sembrar las semilla en Junio (solo para Argentina) y dejarlas en un lugar de nuestro patio donde pasen todo el invierno húmedo y frío al igual que cualquier otra plantas. (este método es el que mas prefiero para novatos)

B- Colocar las semillas en un recipiente con un poco de agua, agregar funguicida (algunos prefieren un chorrito de vinagre) y dejarlo en la heladera durante 4 semanas, haga esto si realmente entiende para que lo esta haciendo de lo contrario siga el método A (luego de eso hay que proporcionar una “primavera-verano artificial” incluida las horas de luz 10 a 12 hs, algunos cultivadores “especiales” manejan estos dato a la perfección)

En la primavera, después de unos meses de frío, comienzan a salir de las macetas. Es muy emocionante. Aproximadamente cuatro semanas es el tiempo de estratificación óptimo para la mayoría de las sarracenias . Los períodos de estratificación más cortos darán lugar a una germinación menos completa. Períodos de estratificación más largos para S. leucophylla puede resultar en tasas de germinación más pequeñas.

Algunos Sarracenia pueden mejorar con una estratificación de aproximadamente seis semanas; S. purpurea var. venosa , S. purpurea subsp. purpurea y S. jonesii responden a este tratamiento germinando más rápido, aunque la misma tasa general de germinación es en última instancia la misma.

Las semillas de Venus atrapamoscas son de aproximadamente 1,5 mm de largo y parecen insectos negros brillantes. Si desea cultivar Venus atrapamoscas a partir de semillas, debe darles un período de estratificación frío y húmedo de cuatro semanas, tal como lo describí anteriormente.  Las plantas Venus atrapamoscas que crecen a partir de semillas tienen menos de unos pocos centímetros (1 pulgada) de ancho, incluso después de dos años, así que debe tener paciencia y seguir el primer consejo “siembre y olvídese de la maceta”

Las semillas de algunas plantas carnívoras son extremadamente difíciles de germinar. Esto incluye aquellas plantas que viven en hábitats áridos estacionales, como la Drosera tuberosa y pigmea , Byblis y algunas Utricularias. Estas pueden ser especies muy molestas que requieren un gran heroísmo para germinar.

Otras especies requieren escarificación (no es lo mismo que estratificacion) la escarificación se trata de dañar la cubierta de la semilla, para aumentar la tasa de germinacion. Drosophyllum necesita escarificación para germinar, pero he descubierto que las semillas frescas germinan muy bien sin ella.

Algunas especies carnívoras están adaptadas a los incendios forestales, e incluso esperan que un incendio ocasional se extienda por sus hábitats. De hecho, algunas de estas especies no germinarán si no se exponen a ciertos efectos relacionados con el fuego. Probablemente sean los compuestos liberados por la combustión, y no el calor del fuego, lo que fomenta la germinación.
¡Los cultivadores de plantas carnívoras pueden intentar sintetizar este efecto encendiendo un pequeño fuego sobre sus macetas!

Use solo combustibles naturales, sin gasolina, no prende fuego a la maceta, intente una quemadura “fresca”, siembre semillas a diferentes profundidades en el suelo para mejorar las posibilidades de obtener temperaturas correctas que desean las semillas, y riegue la maceta después del fuego para conducir los compuestos cenicientos hacia el suelo.

Intentar cultivar especies nuevas para el cultivo es una emoción especial. Muy a menudo no tiene éxito, y las semillas simplemente no germinan. Sin embargo, cuando lo hacen, a menudo es maravilloso. ¡Buena suerte para encontrar el conjunto preciso de señales para que esas semillas germinen!

Este texto es una traducción (al español) y adaptación del libro “Cultivo de plantas carnívoras” de Makoto Honda